Todo lo que siempre quisiste saber sobre dietas

Ahora que se acerca el verano es común que empiecen a proliferar todo tipo de dietas que nos ayuden a bajar de peso en un tiempo récord. Realmente no hay nada de malo en hacer dieta siempre y cuando se consuman los nutrientes necesarios para mantener nuestra salud en completo estado.
El problema viene cuando empezamos a hacer una de esas famosas “dietas milagro” que pueden ser muy perjudiciales.
A continuación vamos a ver alguna de las dietas más características, los beneficios que tiene y algunos de los problemas que pueden derivarse de una no controlada.

Beneficios de hacer una dieta

Eliminación de esos kilos que nos sobran

´
Esta ventaja es obvia. Empezamos a notar que hemos engordado bastante y empezamos a idear hacer dieta para poder quitarnos esos kilos de más.
Gracias a ello nos vamos a ver mejor y nos va a ayudar a sentirnos mejor con nosotros mismos. Ahora bien, tenemos que tener fuerza de voluntad para conseguirlo.
Cuando empezamos una dieta para adelgazar, a diferencia de lo que se pueda creer, los primeros días son los más sencillos. Después es cuando empezaremos a pasar algo de hambre ya que no consumiremos lo acostumbrado… es en esos momentos cuando empezamos a recaer.

Mejora nuestra salud

Pero no todas las dietas se hacen por motivos estéticos… hay algunas que se llevan a cabo por problemas de salud. Puede ser que en los resultados de los análisis del médico hayamos descubierto que, por ejemplo, tenemos el colesterol alto.
A partir de ese momento el facultativo nos dará una dieta que debemos de seguir para conseguir reducirlo cuanto antes. Tenemos que saber que tener el colesterol alto hace que sea más sencillo que podamos desarrollar enfermedades graves relacionadas con el mal funcionamiento de corazón (cardiovasculares).
También es muy importante que nos sometamos a análisis de sangre de forma continua o en cuanto notemos que algo no funciona como debería en nuestro organismo. Piensa que con tan solo un simple análisis se puede detectar enfermedades que pueden atentar contra nuestra vida.
Cuando antes actuemos contra ellas, más posibilidades tendremos de poder salvarnos.

Beneficios psicológicos

Hacer dieta es un buen ejercicio metal que nos ayudará a controlarnos y a evitar consumir comida basura. Nos ayudará a saber que realmente somos capaces de hacer lo que nos hemos propuesto… y eso contribuye a que mejore nuestra estima para lograr otros objetivos mucho más complicados.

Todos estos beneficios los vamos a conseguir si hacemos dieta… sin embargo, no tenemos que olvidarnos de un factor muy importante: el ejercicio. Si realmente queremos perder peso en el mínimo tiempo posible, no nos debemos de conformar con la dieta, sería muy interesante poder combinarlo con ejercicios que realmente nos estimulen y también nos ayuden con nuestro objetivo.
De esta forma, nos pondremos en forma a la vez que aprendemos a comer de una forma sana.

¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de hacer dieta?

Peso adecuado para ti

Lo primero que tienes que conocer es el peso que te gustaría conseguir. No obstante, no es algo que decidas tú al 100%.
Necesitamos tener en cuenta el Índice de Masa Corporal. Para calcularlo hay que dividir nuestro kilo (en kilos) entre nuestra estatura elevada al cuadrado (calculado en centímetros). El resultado será un número que debe de ser comparado con una tabla.
Si nos aparece un número que oscila entre 18,5-25 significa que estamos en el peso que nos corresponde. Si es más alto, la idea será hacer dieta y ejercicio hasta alcanzar los valores saludables.

Fija un dieto aproximado

Hacer una dieta no es más que marcarse un tiempo que tenemos que conseguir. La idea es marcarse un tiempo para poder hacerlo: de esta manera nos sentiremos mucho más estimulados y será más fácil llegar hasta el final.
Ahora bien, este tiempo tiene que ser lógico y real. Las dietas milagros nos prometen perder peso en muy poco tiempo pero eso puede ser nocivo para el organismo.
Hace falta tiempo para que el cuerpo pueda llegar a acostumbrarse a la nueva situación adaptándose a todos los cambios. De esta manera, evitaremos el “efecto rebote” que consistirá en recuperar todos esos kilos perdidos en muy poco tiempo.

Aprende a comer

Uno de los grandes errores que cometemos a la hora de comer es hacerlo demasiado deprisa. Para comer de forma adecuada es mejor hacerlo poco a poco. De esta manera alejaremos la sensación saciedad por lo que realmente necesitaremos comer menos.
Por esto es tan importante hacer las 5 comidas al día. Si comemos en diferentes intervalos y tan solo lo justo, en la comida y la cena no tendremos tanta hambre. Será como si estuviéramos controlando nuestro apetito.

Hábitos y horarios

Otro de los consejos imprescindibles para seguir unos hábitos alimenticios adecuados es fijar siempre unos horarios a la hora de comer. De esta forma, el cuerpo se acostumbrará a hacer la digestión a una hora aproximada y esto tendrá una gran cantidad de efectos positivos para el organismo.
Tienes que dejar atrás cualquier tipo de descontrol en el tema de horario porque lo único que va a conseguir es que se dificulte el acceso a tu objetivo final. Tan importante es respetar las horas como los lugares en donde comes.
Además, para alejar el estrés, es interesante que no comas mientras ves los mensajes de móvil o cualquier otra distracción.

Las dietas más conocidas

En este apartado vamos a ver algunas de las dietas más conocidas que realizan las famosas así como los puntos fuertes y débiles de cada una de ellas.

Dieta macrobiótica de Madonna

Seguro que has escuchado esta dieta que ya ha dado la vuelta a todo Internet. Se basa en la medicina china y en el budismo zen. Aunque se consigue una dieta saludable, lo cierto es que se basa más bien en variar el estilo de vida.
Básicamente se aplica el Yin y el Yang para lograr el equilibrio en el mundo de la alimentación. Hay que consumir los siguientes grupos de alimentos en los porcentajes que se indican a continuación:

-Hortalizas y vegetales (en torno al 25%)
-Cereales integrales (sobre el 50%)
-Legumbres (un 15%)
La suma total es lo que se debe consumir de manera diaria.
Entre algunas de sus particularidades destaca que el huevo únicamente se consumirá una vez cada 10 días, las proteínas animales (solo pescados dos veces por semana) y alguna vez se puede llegar a comer pollo.

Como beneficios podemos encontrar que se consigue un estupendo equilibrio entre la mente y el cuerpo… sin embargo, puede llegar a producir problemas de alimentación muy nocivos para la salud.

Dieta “La zona” (Jennifer Aniston)

Es una dieta bastante básica y probablemente una de las más beneficiosas para la salud. La idea hacer cinco comidas al día… sin embargo, debe de existir un equilibro exacto entre las proteínas, grasa y carbohidratos siguiendo, respectivamente, la siguiente proporción: 30:30:40.
La principal particularidad de este tipo de dieta es que no nos limita muchos alimentos. De esta manera, podemos comer un poco de todo siempre y cuando no abusemos demasiado de ninguno de ellos.
No obstante, si no se come de forma equilibrada, se pueden presentar problemas de salud.

Dieta Hamtons (Sarah Jessica Parker)

Es bastante similar a la anterior pero con proporciones no tan restringidas. La idea es encontrar un equilibrio perfecto entre los vegetales, consumir carbohidratos de una forma moderada (como el pan y las pastas) así como algunas proteínas siempre y cuando sean bajas en grasas.
Ahora bien, algunos de los elementos que se consideran totalmente prohibidos para hacer esta dieta son los dulces y el alcohol. Es por ello por lo que se considera una buena idea para tratar dolencias relacionadas con obesidad o distintos problemas cardiovasculares.

Dieta “Alimentos saludables” Angelina Jolie

Esta dieta es algo genérica pero ayudo a la reconocida actriz a dejar atrás una vida donde predominaban sus vicios.
Básicamente sigue una dieta que contiene carne magra (como puede ser, por ejemplo, el pescado). Esta dieta se combina con vegetales.
La leche es de soja para que trabaje en perfecta sintonía con el cuerpo evitando cualquier tipo de intolerancia. Además, también hay que eliminar cualquier bebida que pueda tener mucha azúcar si no se quiere engordar en vez de adelgazar.
Al igual que la anterior, esta dieta es muy interesante porque prohíbe completamente el consumo de alcohol. Si se sigue de forma adecuada, puede llegar a cuidar el organismo.

Dieta Durkan (Kate Middleton)

Esta dieta seguro que te suena porque es la que utilizó Kate Middleton para entrar en el vestido de novia. Sin embargo, no te vamos a decir en que consiste porque según la ANSES (Agencia Francesas de la Seguridad Alimentaria, Medio Ambiente y Ocupacional, puede ser muy perjudicial para la salud.
No solo puede ocasionar problemas nutricionales si no también hormonales y hasta psicológicos.

Desventajas de no seguir una dieta controlada

Antes de nada es importante saber que si nosotros mismos nos preparamos la dieta (o si seguimos la de alguna persona) es entonces cuando empezamos a tener estos problemas. Si hemos ido a un nutricionista para que nos haga una dieta específica para nosotros, todo saldrá como estaba planeado.

Carencias nutricionales

Si no estamos consumiendo los nutrientes que necesitamos, tarde o temprano pasará factura al cuerpo. Por poner un ejemplo, la vitamina B12 se obtiene básicamente de la carne. Si empezamos a alejar la carne de la dieta, podemos llegar a sufrir anemia.
No obstante, también se puede encontrar en las algas. La idea es saber exactamente lo que dejamos de comer y como suplir la presencia de todos los nutrientes que necesita el cuerpo para funcionar. De esta forma no tendremos problemas.

Problemas asociados

Si seguimos una dieta de bajo valor calórico que sea inadecuada, podemos tener algunos de los siguientes síntomas: mareo, sequedad en nuestra piel, ansiedad, flacidez, irritabilidad, depresión, problemas gastrointestinales… y hasta podemos experimentar signos avanzados de depresión.
Básicamente, nuestras posibilidades de enfermar aumentarán.
Es por ello por lo que no vale la pena jugarnos nuestra salud y ponerla en manos de dietas muy conocidas. Un especialista debe de ser el encargado de analizar nuestros hábitos, peso y otros criterios para poder ofrecernos una dieta a medida. De este problema conseguiremos perder esos kilos de una forma adecuada y a garantizar que no volverán a nosotros.

Apariencia

Nos estamos olvidando de lo más importante. Cuando nos sometemos a una dieta es, probablemente, porque no nos sentimos bien con nosotros mismos y necesitamos tonificar ciertas partes de nuestro cuerpo.
Sin embargo, si se sigue una dieta desequilibrada puede afectar a nuestra apariencia. Si pasamos mucha hambre y no tomamos los grupos de alimentos que necesitamos, nuestro rostro lo puede llegar a reflejar presentando una piel más vieja, hoyuelos en ciertas zonas y una apariencia mucho más cansada y poco estética.
También puede llegar a afectar al cabello perdiendo su brillo natural tan característico.

¿Qué son las dietas milagro?

Cada día aparecen nuevas dietas que nos aseguran perder peso en muy poco tiempo. Básicamente consisten en ofrecernos muy pocas calorías para conseguir ese efecto.
El problema es que su sistema de funcionamiento es nocivo para el organismo pudiendo ser muy peligrosas para la salud.
Son confeccionadas por personas que no tienen ni idea del campo de la nutrición. Básicamente entramos en una situación de semi-ayuno donde se destruye el tejido muscular y se forman cuerpos cetónicos (muy peligrosos para la salud). Si esta situación se mantiene en el tiempo, pueden provocar severos problemas nutricionales.

En resumidas cuentas, ninguna dieta efectiva va a ser un “camino de rosas”. Debe de funcionar de manera progresiva haciendo que el cuerpo se acostumbre a los cambios. Por otra parte, siempre se debe de combinar con el ejercicio para conseguir los mejores resultados posibles.